la otra

Revista

de prensa

...

071.jpg
Domingo 08 de Enero de 2017

Otra cosa no, pero los terroristas suicidas suelen ser muy meticulosos. Nunca olvidan dejar bien a la vista un pasaporte, un DNI, un carné de conducir o cualquier otro documento acreditativo en el lugar de la masacre para facilitar la tarea de la policía que luego va a buscarlos. Esta pequeña cortesía ahorra muchos trámites a las fuerzas de seguridad y permite que la orden de busca y captura salga engalanada con vistosas fotografías y todo tipo de datos personales. En cuestión de una o dos horas después del atentado ya se sabe el nombre del autor, lugar de origen, marcas de nacimiento, familiares, amigos, novias, trayectoria personal, orientación sexual y gustos musicales ...
Señor yihadista, no olvide el pasaporte
David Torres - Punto de Fisión, Público